Páginas vistas en total

Siempre recordaré aquellos días que pasé en "el juego" aquellos días que solo formaba parte de un gran plan para acabar con seres humanos, aquellos días que solo era una marioneta más, sin ningún valor, sin vida, sólo con un poco de amor y horror....
Nos controlaban. Sigo teniendo pesadillas, con sus ojos, sus caras pálidas sin pulso. Es muy doloroso recordarlo, mejor que leíais el diario de los monstruos que nos hicieron esto.
Leah

miércoles, 11 de abril de 2012

capitulo 7

dia 7.- la separación.
Taylor

Esto tiene que ser una broma pesada. No hay otra explicación lógica o razonable. Todo tiene explicación, hasta el más mínimo acontecimiento es explicable. Todo lleva un patrón, simplemente no lo vemos. Me paso horas y días sentada en la ventana, contemplando el oscuro. Soy sociable, hablo con los demás, pero necesito encontrar una solución.
-          No tiene que haber explicación para todo.- Oigo la voz de una de las chicas, todavía no las reconozco a oído y me tengo que dar la vuelta para ver el pelo cobrizo de Leire y su pequeña nariz, que distorsiona su perfección.
-          ¿Cómo sabes eso?
-          Estabas hablando
-          No
-          Habrás pensado en voz alta, que quieres que te diga…- Y se larga, me cae mal, parece arrogante y ñoña, justo el tipo de gente a la que yo odio, miss perfección.
-          Si, supongo…- dejo esas palabras en el aire y suspiro, llenando mi vista de vapor y nublando la ventana.
El grupo de caza llega, pero solo con bayas. Menudo grupo de caza tan genial… Pero después de unos minutos de su llegada, un señor calvo, gordo y feo entra por la puerta.
Larga charla aburrida, blah, blah, blah… Oigo las palabras salvar al mundo, ¡una porra!
Empiezo a notar mis parpados caer. Corro hacia la puerta, en menos de un segundo estoy ahí,  sinceramente, no sé como lo he hecho. Un brazo grande y lleno de bello me para. Dándome un golpe en el pecho y caigo hacia atrás.
Un dolor inunda mi cabeza, como si una ola de agua llena de diminutas rocas punzantes chocase contra mi cerebro. Abro los ojos. Mi ropa ha cambiado. Llevo ropa color caqui, ajustada. Miro a mí alrededor, la cabaña también ha cambiado. Me levanto, haciendo demasiado esfuerzo, mis piernas se tambalean y finalmente mi culo toca el suelo, produciendo un dolor que se extiende por toda mi espina vertebral. Al segundo intento lo consigo, y aunque temblando llego hasta la mesa más cercana, donde me apoyo. Hay una nota:
Querido grupo 1:
Como os contamos antes estáis aquí por una razón: salvar el mundo. Para ello se necesitan acciones muy drásticas. Puede que no estéis de acuerdo con muchas, pero todas son altamente necesarias. Tenéis partes del cerebro o glándulas activadas que los humanos corrientes no tienen. Vuestra recompensa es sobrevivir. Si hacéis todo lo que os decimos, y además vivís lo suficiente como para que nosotros podamos obtener beneficio de vuestros actos (mediante la observación de vuestro cuerpo expuesto a diferentes situaciones) seréis recompensados y además héroes. Os hemos separado mediante unos patrones. Vuestras partes activadas representan lo bueno de las personas, aunque a veces esto puede ser un problema. El otro grupo representa la parte fría y sin sentimientos (mala, si así la queréis llamar) de los humanos. En resumen, necesitamos saber cuál de las dos partes es la más fuerte. Sobrevivir solo vosotros o no saldréis de aquí.
Firmado: EL JUEGO

capítulo 6

Día 6, al fin una explicación.
Alberto-
Hace unos días me desperté en algún tipo de descampado, está abandonado a parte de otras 9 personas… por ahora todo se me está haciendo tan raro… estoy convencido de que esto es una horrible pesadilla y en cualquier momento voy a despertar en mi cama en mi casa, lo raro es que de lo último que me acuerde antes de aparecer aquí es de haber estado en el gimnasio… quizá me haya resbalado y pegado un golpe en la cabeza o algo…
Esta mañana, Álvaro, Leah, Diana y yo estábamos buscando algo de comer, algo que se ha hecho costumbre ya que no hay donde encontrar un bar o un restaurante en este campo… de repente la loca de Diana y cuando digo “loca” me refiero a que está completamente fuera de sus casillas; bueno, que iba tan tranquila y de repente ha pegado un grito y ha empezado a temblar, se le han puesto los ojos en blanco y ha empezado a decir cosas raras, entonces ha empezado a correr y nosotros detrás, pero ha llegado un momento que no la hemos podido seguir mas y hemos pensado que ya volverá.
Después de coger un par de frutas raras de un árbol hemos vuelto al sitio donde hemos montado un campamento ya que el segundo día encontramos una cabaña lo suficientemente grande  para que cupiésemos los 10. Cuando hemos llegado ha aparecido un tío alto, gordo, calvo con los ojos grises que me suena demasiado, pero no sé de donde… nos ha dicho que nos tranquilicemos todos y nos ha sentado en un semicírculo alrededor de él para contarnos una cosa.
-buenos días, estoy aquí para informaros qué es exactamente lo que hacéis aquí en el primer lugar, que estoy seguro que os lo estaréis preguntando más de uno…- pausa, me mira a los ojos y juraría que por lo que debió de ser una milésima de segundo vi aparecer una sonrisa maliciosa sobre su pálida cara, pero con la velocidad con la que apareció volvió a desaparecer y continuó su discurso.-estáis aquí para salvar el mundo, a vuestra familia y a vuestros amigos, sin vosotros es muy posible que todos mueran. Cada uno, aunque no lo sepáis todavía, tenéis una cualidad especial, durante los siguientes días la descubriréis; y por último tengo que daros una última mala noticia. Vais a estar separados en 2 grupos.
-grupo 1: Álex, Coke, Lucas, Nerea y Taylor.
-en el grupo 2: Alberto, Álvaro, Leah y Leire. Por desgracia Diana irá por libre, ya que ella está al tanto y no ha querido aparecer por nuestra reunión… el grupo uno se pondrá esto- dice mientras suelta una bolsa llena de ropa negra – y el grupo 2 llevará esto- abre otra bolsa que contiene varias ropas de color verde caqui, mi color preferido… de repente todo se vuelve oscuro y volvemos todos a estar inconscientes…