Páginas vistas en total

Siempre recordaré aquellos días que pasé en "el juego" aquellos días que solo formaba parte de un gran plan para acabar con seres humanos, aquellos días que solo era una marioneta más, sin ningún valor, sin vida, sólo con un poco de amor y horror....
Nos controlaban. Sigo teniendo pesadillas, con sus ojos, sus caras pálidas sin pulso. Es muy doloroso recordarlo, mejor que leíais el diario de los monstruos que nos hicieron esto.
Leah

viernes, 11 de noviembre de 2011

capitulo-1

Día 1- 
Leire, Diana y Taylor


Taylor
Sturbucks coffe,Bolyston St. Boston, EEUU. 15:32 pm



Tras salir del instituto lo que más me apetece es un buen batido de fresa con nata. Saco mi portátil. Para mí, el starbuks es un sitio perfecto para desconectar y estudiar un poco; un sitio perfecto, con olor a café, tranquilo y silencioso y además con vistas al parque.No me sabe como siempre, el batido tiene algo que no se distinguir, no es el mismo batido de siempre. Qué raro, el camarero me mira demasiado, como esperando algo. 
la vista se me nubla y sé que ha sido él, una sonrisa con malicia se esconde en su rostro. lo último que puedo hacer es cerrar el portartil antes de caerme y ver como me coge del brazo. siento una gran fuerza sobre mis parpados, hasta que no veo nada...






Diana
Pinkilton Park, Virginia, EEUU. 17:07 pm


Como siempre Astrit y Leia se retrasan. Me siento en el banco más cercano que hay, paso de seguir de pie, esto va para rato. Pongo mi bolso encima de las piernas. Ese señor del sombrero de los años 30 me mira demasiado fijamente. Se acerca y se sienta a mi lado.
- Bonito día ¿verdad?
-mmm.. si, si.. claro
-Tiene algo en la pierna, deje que se lo quite. 
Acerca la mano a mi pierna y me clava algo punzante. Me mira con cara de malicia, sus ojos se clavan en los mios. Nada sale de mi boca, ni un grito de socorro ni nada.
-Ya, ya... no pasa nada, acompañeme, todo pasará rápido, no se preocupe.
Y sin darme cuenta mis piernas avanzan, y sin cerrar los ojos caigo en un profundo sueño.



Leire
Preston Beach, Massachusets, EEUU 12:34 am .




Un paseo relajador tras un día extrsante. Mis pies se funden con la arena de la playa, y mi mente se va a otro sitio. una brisa caliente me despeina, demasiado caliente, diría yo. Un señor hablando por teléfono me mira demasido, con una mirada profunda. No es normal  ver a un hombre en traje por la playa solo.  Otra vez la brisa extraña, se mete por mi nariz, hasta la garganta, y de repente una sensación de ahogo me invade. No puedo moverme, me caigo sobre mis rodillas, y veo los zapatos del hombre extraños, mi última imagen. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario